VOX San Vicente sobre la ordenanza de convivencia ciudadana

El Grupo Municipal VOX señala deficiencias en la nueva ordenanza de convivencia ciudadana

En el pleno ordinario del miércoles 22 de diciembre, se debatió la aprobación de la ordenanza municipal de convivencia ciudadana en el espacio público, cuyos puntos principales tratan sobre el mantenimiento y limpieza de las calles, sobre las normas de conducta pública, tenencia de animales, seguridad ciudadana y protección del medio ambiente.

Pese al extenso y detallado abanico de normas que se regulan en esta ordenanza, no se contempla ninguna norma en lo relativo al exceso de ruidos y vibraciones, un problema que causa graves molestias a gran cantidad de vecinos. Se trata de aspectos que debieron ser estudiados y puestos en funcionamiento tras la aprobación de una moción presentada por VOX San Vicente en el pasado pleno de junio para la actualización de la ordenanza de protección ciudadana contra ruidos y vibraciones, pero que hasta la fecha no han hecho nada para acabar con este problema.

Esta ordenanza municipal de convivencia ciudadana fue presentada en diciembre de 2020, pero finalmente quedó estancada y no se llevó a pleno hasta el día de ayer. Cabe mencionar que para la elaboración de esta ordenanza el Equipo de Gobierno no tuvo en cuenta a VOX ni a otros partidos para su elaboración.

No obstante, por lo general el Grupo Municipal VOX ha compartido la ordenanza por el interés general de convivencia, pero ha advertido de varios aspectos que precisan ser modificados, como por ejemplo, en lo relativo a mantener en buen estado las fachadas de los edificios, que en caso de pintadas no se responsabilice al propietario del inmueble sino que se investiguen a los autores de dichas pintadas. En la ordenanza se contempla la sanción a los propietarios que no limpian las fachadas, pero no se hace mención alguna a los autores de dichas pintadas.

Otro aspecto importante que apuntó Adrián García, concejal portavoz de VOX San Vicente, es la duplicidad de legislación que genera esta ordenanza, así como la no competencia de algunas de sus normas, como las relativas a tirar basura desde un automóvil, ya regulado en la ley de tráfico sobre vehículos a motor, o también otras normas contempladas en las normas de conducta respecto a delitos contra la dignidad de las personas, delitos ya contemplados en la legislación penal, cuya competencia no puede ejercer una ordenanza municipal.

En lo relativo a la seguridad ciudadana y a la limpieza de la vía pública, Adrián García compartió que “si no hay personal que maneje, no hay arreglo que valga“, haciendo alusión a que todas las nuevas medidas que se contemplan en esta ordenanza resultan inútiles o ineficaces si antes no se solucionan otros problemas mayores, como la falta de efectivos en nuestro cuerpo de seguridad y el necesario aumento en el número de personal del servicio de limpieza de la vía pública.