PSOE, EU y PODEM votan “no” al debate sobre el estado de la ciudad propuesto por el Partido Popular

El Partido Popular presentaba en el reciente pleno ordinario del mes de septiembre una moción para que se pueda realizar un pleno anual extraordinario sobre el Estado de la Ciudad. Propuesta que no fue aprobada, como consecuencia de los votos en contra del Equipo de Gobierno.


“La respuesta a esta moción deja bastante clara la postura del Equipo de Gobierno; no quiere someter su gestión de forma directa ante los vecinos” afirma el portavoz Popular.

La propuesta Popular planteaba la modificación del Reglamento Orgánico Municipal, para incluir la realización de un pleno extraordinario anual de debate sobre el estado de la ciudad, y que éste quedara regulado a partir de ese momento para que se celebre todos los años como hacen en otras ciudades. “Es una fórmula habitual en otras administraciones, y que también han adoptado ya muchos Ayuntamientos, que permitiría debatir de una forma amplia temas transcendentes en la localidad en distintas áreas, económica, de infraestructuras, servicios, seguridad, etc., contando con la participación vecinal, de asociaciones y colectivos, etc.” a lo que añade “y lo que pretendíamos no era la celebración de un pleno extraordinario puntual solicitado por concejales de la oposición, sino que se regule la realización anual de este Debate del Estado de la Ciudad”.

“Las excusas del Equipo de Gobierno para justificar que no quieren llevar a cabo este Debate del Estado de la Ciudad, fueron variadas y curiosas; desde la negativa de algún grupo municipal que incluía este debate en su propio programa electoral en las pasadas elecciones, a querer equiparar la embargadura que contempla la realización de un debate de estas características a los debates puntuales de una hora de duración a repartir entre siete grupos políticos en la emisora muncipal, o decir que el pleno de presupuestos ya cumple estas premisas” explica el Popular “creo que no tienen nada claro en qué consiste un debate de este tipo, que otras ciudades se desarrolla en varios días”.

Para terminar, Lillo señala “la conclusión es que a este equipo de gobierno parece que no le gusta debatir. Cuando ven la moción del Partido Popular ya no les importa si el contenido beneficia a los vecinos o no, y como muestra reitero que hay partidos que llevan este debate en su programas electorales y ahora votan que no. Al igual que todos aquellos que abanderan la transparencia, como el propio alcalde. En su mano estaría convocar este Debate del Estado de la Ciudad en el momento en que quisiera, pero es evidente que con la situación que atraviesa San Vicente, palpable en el día a día de nuestras calles, no le interesa hacerlo”.