Ximo Puig anuncia la implantación del Grado de Medicina en la Universidad de Alicante

Subraya que la decisión supone una “gran oportunidad” para reforzar la educación en el ámbito sanitario y para potenciar sinergias que sitúen a la provincia como “polo de investigación” en el campo de la medicina

La recuperación de Medicina en la UA permitirá sumar 75 plazas a la oferta universitaria de estos estudios en la Comunitat Valenciana e incrementarla en un 10 %

El president de la Generalitat, Ximo Puig, ha anunciado la implantación en la Universidad de Alicante (UA) del Grado de Medicina, una decisión que permitirá recuperar los estudios que se impartieron en esta institución hasta su segregación para pasar a formar parte de la oferta universitaria de la Universidad Miguel Hernández de Elche, creada en diciembre de 1996.

Así lo ha avanzado el responsable del Consell durante una comparecencia ante los medios de cumunicación tras mantener una reunión con la rectora de la UA, Amparo Navarro, en el campus de Sant Vicent del Raspeig, acompañado de la consellera de Sanidad Universal y Salud Pública, Ana Barceló, y de la consellera de Innovación, Universidades, Ciencia y Sociedad Digital, Carolina Pascual, así como del presidente del Consejo Social de la Universidad alicantina, Adolfo Utor.

El president ha subrayado que la decisión supone una “gran oportunidad” para reforzar la educación y la sanidad como pilares del estado de bienestar y para potenciar sinergias con la Universidad Miguel Hernández que sitúen a la provincia como “polo de investigación” en el campo de la medicina.

La autorización, por parte del Consell, de la implantación de Medicina en la Universidad de Alicante permitirá sumar 75 plazas a la oferta universitaria de estos estudios en la Comunitat Valenciana e incrementarla en un 10 %. Concretamente, el nuevo Grado se cursará en la Facultad de Ciencias de la Salud de la Universidad de Alicante, donde actualmente se imparte también el Grado de Enfermería.

La creación de estos nuevos estudios se ha acordado “con criterios científicos, pensando en el interés general y sabiendo de la necesidad que existe de fortalecer la Educación en el ámbito sanitario y la creación de nuevas plazas”, ha señalado el president, quien ha añadido que la provincia de Alicante, con todo su potencial demográfico, social y económico, “era deficitaria” en este sentido y “necesitaba de manera urgente ampliar los estudios de Medicina”, y ha subrayado que, a partir de este momento, ya se podrá decidir, por parte de la UV, el calendario de implantación y la organización de los estudios.

Ximo Puig ha subrayado también que la Sanidad constituye una prioridad para el Gobierno valenciano, como lo acredita la “apuesta decidida” por la mejora de la enseñanza universitaria. “Las cifras están ahí: las universidades valencianas cuentan con 770 plazas para los grados de Medicina; en 2020 se graduaron 764 estudiantes y el sistema público de salud cuenta con 788 plazas MIR en la Comunitat Valenciana, un 30 % más que hace seis años”.

Relevo generacional

“La nueva Facultad de Medicina de Alicante será un nuevo impulso en esta apuesta”, que constituye “un refuerzo de presente” y también un “tratamiento preventivo”, porque, como ha indicado, 2027 constituye “el punto de inflexión en el relevo generacional de la plantilla sanitaria valenciana” y la primera promoción de graduados y graduadas en Medicina de la UA saldrá antes de que finalice la actual década y estará lista para incorporarse a la plantilla sanitaria valenciana.

Tal y como ha enfatizado, la Generalitat se está preparando para ese reto del relevo generacional “con el refuerzo continuado de plazas MIR, atendiendo a las especialidades que presentan más necesidades y con el incremento de plazas universitarias”.

La implantación de estos estudios en la Universidad de Alicante permitirá hacer actuar ante la brecha entre la vocación sanitaria alicantina y las plazas universitarias disponibles, ha indicado también Puig, que se ha referido también a las sinergias entre la medicina universitaria y el ecosistema innovador que ya está en marcha en esta provincia.

Puig ha situado el fortalecimiento de la Sanidad como un eje de actuación fundamental, y se ha referido en este contexto a la consolidación de las plazas para paliar la temporalidad, que se ha visto reflejada una oferta pública de empleo de 21.500, 10.000 más de las previstas, y al refuerzo de 6.000 nuevos sanitarios y sanitarias que se incorporarán a las plantillas de todos los departamentos valencianos, “el mayor de la historia de la Comunitat Valenciana”.

Incremento de profesionales

La consellera de Sanidad Universal, Ana Barceló, ha señalado, asimismo, que la implantación de los nuevos estudios “permitirá incrementar el número de profesionales formados en la Comunitat Valenciana, y ello, junto con el aumento de plazas de formación MIR, hará posible una mejor planificación de las necesidades de personal de cara a los próximos años”.

Por su parte, la consellera de Universidades, Carolina Pascual, ha indicado que recuperación del Grado de Medicina en la Universidad de Alicante “da respuesta a la elevada demanda de estos estudios y a la creciente necesidad de profesionales de la Medicina”. “La UA solicitó la implantación y su solicitud atiende a la regulación prevista y contribuye a solucionar la necesidad del incremento de personal formado”, ha señalado.

La rectora de la Universidad de Alicante, Amparo Navarro, ha celebrado la decisión de la Generalitat y ha afirmado que la institución asume “con la máxima responsabilidad la implantación de un Grado en Medicina que cuente con todas las garantías de calidad”.

Navarro considera que “la demanda de Medicina era una mano tendida a las demandas formativas y asistenciales y, por tanto, una gran oportunidad para la provincia de Alicante también en el plano de la investigación biomédica, en la que la Universidad de Alicante ya ocupaba un papel destacado”. La rectora ha subrayado el papel jugado por el Consejo Social en el proceso y ha agradecido su compromiso con la UA y con la ciudadanía alicantina.

En este sentido, el presidente del Consejo Social, Adolfo Utor, que también ha aplaudido la decisión del Consell, ha señalado: “Con este anuncio ganamos todos, la sociedad y las siete comarcas de la provincia de Alicante, ya que, por fin, alcanzaremos niveles de formación similares a los de la media nacional”.