El PP se queda solo para pedir la derogación del Real Decreto sobre la reagrupación de los juzgados de Violencia de Género 

El equipo de gobierno recrimina a los populares que no retiren la moción para consensuar una conjunta con el resto de formaciones

El equipo de gobierno del Ayuntamiento de San Vicente, integrado por PSOE, Esquerra Unida y Podem, han rechazado durante el pleno de este miércoles, 30 de noviembre, la moción impulsada por el Partido Popular en relación al mantenimiento del juzgado de violencia de género del municipio y han tachado de “hipócrita” la postura que los populares han adoptado con la presentación de la propuesta.

En concreto, han señalado que la reagrupación de la asistencia a las víctimas en Alicante, pese a que no se trate de una situación que agrade a los grupos, supondrá una atención más “especializada” y “cercana” en un centro judicial específico. Igualmente, han criticado que el Partido Popular no haya querido retirar la moción para formular otra alcanzada desde el consenso, puesto que el equipo de gobierno si avala que se produzca una revisión del Real Decreto de reagrupación, pero no apoya su derogación como solicitaban los populares.

La concejal de Igualdad, Isabel Candela, ha señalado que “esto debe ser solo un primer paso que nos lleve a los juzgados especializados en violencia de género y también que San Vicente debe ser el próximo que lo tenga”. 

Sobre el traslado, ha remarcado que pese a que es un aspecto que no gusta a los socialistas, en la Oficina de Denuncias y de Asistencia a las Víctimas de Violencia de Género de Alicante, “a tan sólo 18 minutos, lo equivalente a 8 km”, las víctimas encontrarán “un espacio seguro donde se garantizan sus derechos y los de sus hijos e hijas menores”, dado que la atención se presta por agentes de la Unidad de Policía Nacional adscrita a la Comunidad Valenciana, personal de la Red de Oficinas de la Generalitat de Asistencia a las Víctimas del Delito y del Instituto de Medicina Legal.

Candela ha insistido en reivindicar que el municipio “sea aspirante a sede de uno de ellos, ya que no creemos que derogar el Real Decreto que trata de beneficiar a tantas y tantas mujeres víctimas de violencia de género sea necesario; creemos que hay que revisarlo para mejorarlo y que todas y cada una de las víctimas pueda obtener el mismo trato y beneficio.

Por ello ha calificado de “hipócrita” la moción impulsada por el PP y ha acusado a la formación de que “aproveche la coyuntura para decir que no nos importan las víctimas de violencia de género”.

Por su parte, la portavoz de Esquerra Unida, Raquel Rodríguez, ha insistido en que se solicitó al Partido Popular que retirase la moción para conseguir una basada en el consenso, dado que sí existe una voluntad de pedir al Gobierno que revise el Decreto. Al igual y ha insistido en que concentrar la atención a las víctimas de violencia de género supondrá una “mejor optimización” de la prestación, que servirá también para desahogar de trabajo a otros centros judiciales. 

“No hay supresión de juzgados; estamos a favor de revisar pero no de derogar el Decreto, porque en definitiva busca combatir la sobrecarga de trabajo de los juzgados, aunque la consecuencia negativa es la distancia que afecta a algunos municipios”, ha agregado. Al respecto, ha insistido en revisar el Decreto para lograr una distribución territorial asociada a una “realidad territorial”. 

El portavoz de Podem, David Navarro, ha lamentado que el PP no haya querido retirar la propuesta para no consensuarla: “Se han quedado solos para al final tener cuatro votos; no les ha apoyado nadie”.  En la misma línea, ha apoyado la revisión del Decreto pero ha criticado la “intransigencia” de los populares con este asunto: “Después de debatir, apoyar y consensuar una moción sobre el 25-N, que no retiren esta medida es incomprensible”.

También se ha referido a que no existen víctimas de primera y de tercera en función de que sean de San Vicente o de otros municipios y ha defendido que la reagrupación de la labor judicial pretende “que no haya saturación” en los juzgados.